Recuerdo con bastante agrado el descubrimiento de El Último Vecino en el Tomavistas 2016; sus aires ochenteros, sus melodías pegadizas, los bailes de Gerard… Poder verlos de nuevo el pasado 16 de marzo  era un buen plan con motivo de su nuevo trabajo Primera Parte.

Un show hasta arriba de público (con la youtuber Soy una pringada en primera fila) que comenzó algo titubeante en cuanto al sonido pero que por fortuna se corrigió y que abrió Putochinomaricón con su electropop pegadizo y estética electroclash. A medio camino entre la performance y el playback.

La crónica del concierto, muchísimo más extensa, está ya en El Enano Rabioso.

Galería de El Último Vecino en Madrid

El Último Vecino en Madrid

Si te ha gustado… ¡comenta, comenta!